Francia prohíbe los móviles en la escuela

El Ministro de Educación francés, Jean-Michel Blanquer, anunció el 10 de diciembre en una entrevista televisiva que los teléfonos móviles "serán prohibidos en las escuelas y colegios franceses desde el comienzo de 2018". También afirmó que sería bueno desde el punto de vista de la salud si los niños de hasta siete años de edad no utilizaran pantallas en absoluto, en función de su impacto sobre la salud mental y la capacidad cognitiva de los niños (aprendizaje, memoria). El acto escolar francés ya prohíbe el uso de teléfonos móviles durante las clases.

"Estamos trabajando en este tema, puede tomar diferentes formas, puede necesitarlo para fines de enseñanza y para situaciones de emergencia, por lo que los teléfonos celulares deben estar confinados", dijo. También recordó que algunas universidades "ya han decidido hacerlo".

Según Jean-Michel Blanquer, la cuestión de las pantallas es una cuestión de "salud pública".

A continuación os dejamos con la noticia extraída de un importante medio español (La Vanguardia).

Francia ha decidido prohibir los teléfonos móviles tanto en las escuelas como en los institutos. Así lo ha anunciado este martes Jean-Michel Blanquer, ministro de Educación, quien también explicó que la medida entrará en funcionamiento “desde el comienzo de 2018”.

”Estamos trabajando en este tema y puede tomar diferentes formas. Alguien puede necesitar los móviles para fines pedagógicos o para situaciones de emergencia. Por eso los teléfonos estarán guardados, explicó Blanquer. El ministro recordó que en algunas universidades “ya se está aplicando esta medida”.

La medida entrará en funcionamiento “desde el comienzo de 2018”

Según Jean-Michel Blanquer, la cuestión del uso de las pantallas es ya una cuestión de “salud pública”. “Es bueno que los niños no pasen demasiado tiempo delante de ellas, sobre todo antes de los 7 años”, apuntó.

Muchos maestros están alarmados por la “guerra interminable” que libran contra los teléfonos móviles en la escuela. Ocho de cada diez adolescentes los llevan a clase, según un estudio, En 2011 eran solo el 20% de los alumnos. Y los expertos apuntan que la tendencia es que ese comportamiento se amplíe hacia la primaria.

Lo comunidad educativa, sin embargo, cree que la implementación de esta medida va a ser complicada. El código de educación ya prohíbe el uso de teléfonos móviles en colegios y escuelas durante las clases. La prohibición durante el recreo y el mediodía es más difícil de llevar a cabo, dicen los sindicatos, tanto porque los padres desean hablar con sus hijos después de las clases como por las limitaciones prácticas que tendrán que afrontar los trabajadores de los colegios.

Muchos maestros están alarmados por la “guerra interminable” que libran contra los móviles en la escuela.