El PSOE propone que se establezca un protocolo de prevención para reducir los posibles efectos de la contaminación electromagnética

Cuando aplicar el "Principio de Precaución" es una cuestión de voluntad política, suceden cosas como la que nos cuentan en esta noticia publicada en este diario regional de Murcia.

La diputada Yolanda Fernández ha presentado una moción en la Asamblea en la que solicita al Gobierno regional que elabore una Ley específica que regule la distancia de las instalaciones y la protección máxima de la salud de la población

La diputada del Grupo Parlamentario Socialista Yolanda Fernández ha presentado una moción en la Asamblea Regional en la que plantea la necesidad de poner en marcha un protocolo de prevención para reducir los posibles efectos que pueda tener la contaminación electromagnética sobre la salud de la población. Para Yolanda Fernández "es preciso hacer esfuerzos para hacer compatible el desarrollo tecnológico con la protección de la salud, pero siempre con total garantía".

Para ello, reclama al Gobierno regional que elabore un Proyecto de Ley con el que se regule específicamente la protección al máximo de la salud de la ciudadanía. Fernández solicita también que se tengan en cuenta los instrumentos de planificación urbanística de los municipios, con el fin buscar la ubicación idónea de las instalaciones de antenas de telefonía.

La diputada afirmó que en Francia ya existe un precedente de legislación en este sentido, enfocado hacia la protección de la salud de la ciudadanía de las ondas electromagnéticas. Además de la Resolución 1815 del Consejo de Europa, donde se realizan una serie de recomendaciones sobre los peligros potenciales de los campos electromagnéticos y sus efectos en el medio ambiente.

Otra de las propuestas que formula el PSOE es que las instalaciones se lleven a cabo con la suficiente distancia de las zonas más concurridas por niños, ancianos, etc, como pueden ser las proximidades a centros educativos, parques infantiles o centros sanitarios.

Este debate cobra actualidad a raíz de las movilizaciones que están protagonizando los vecinos de Archena y Sangonera La Verde, quienes muestran su preocupación y malestar por la instalación de antenas de telefonía y las posibles consecuencias que pueda tener sobre la salud la exposición a sus radiaciones electromagnéticas".

En este sentido, la diputada aclaró que "no hay motivos para la alarma social, ya que no existe ningún estudio científico concluyente sobre el perjuicio de estas instalaciones, aunque sí datos probabilísticos de la Comunidad Científica sobre los posibles efectos adversos a medio y largo plazo que pueda tener para la salud la exposición continuada a altos niveles de radiación electromagnética; por eso, la mejor opción es la prevención".

Fernández pide coordinación entre las instituciones competentes para establecer un mapa donde se recoja el nivel de exposición actual, especificando su localización, sus características técnicas, su potencia y densidad de emisión, así como las posibles medidas de actuación para minimizar dicha exposición.

Por otro lado, solicita que en todo este proceso esté garantizada la participación y la transparencia en la información, que se escuche a todos los sectores implicados y se garantice que la información que llegue a la ciudadanía sobre radiaciones electromagnéticas sea siempre rigurosa y equilibrada.